compartir en:

En Rusía, un legislador pidió que la nueva película de Emma Watson, La Bella y la Bestia sea sólo para mayores de 16 años, esto debido a que se presenta a un personaje abiertamente homosexual.

La decisión se dio luego de que el Ministerio de Cultura estuviera bajo la presión de cancelar la proyección de la cinta.

Por este motivo, Vitaly Milonov, líder del partido gobernante pidió que la cinta  fuera prohibida por sus “relaciones sexuales pervertidas” y porque además va en contra de la Ley  Rusa de “propaganda gay”.

El personaje se trata de  LeFou y además tendrá una escena romántica dentro de la película.