El uso de lámparas de led, así como luz intensa pudieron haber sido algunas de las causas de la irritación ocular que sufrió el Presidente Enrique Peña Nieto y algunos miembros del gabinete, tras la entrega del premio de la Academia Mexicana de las Ciencias en Querétaro el viernes pasado.

Así lo dio a conocer el secretario de Salud, José Narro Robles, en entrevista posterior a su participación en la Universidad Anáhuac campus Norte sobre el impacto del servicio social en medicina, donde explicó que las afectaciones van desde irritaciones leves hasta agudas en los ojos y la cara.

Narro Robles agregó que las irritaciones se presentaron varias horas después y las lesiones más severas registradas son parecidas a las observadas por exposición a luminosidad intensa, problemas que se resuelven entre 48 y 72 horas con los cuidados adecuados.

Refirió que desde el sábado pasado iniciaron los estudios epidemiológicos para determinar las causas de las afectaciones y que se lleva a cabo una recreación de lo ocurrido, aunado a que se analizan algunos de los elementos a los que estuvieron expuestos los funcionarios como las alfombras.

El titular de la Secretaría de Salud federal señaló que no se descartan hipótesis que tengan que ver con la presencia en el ambiente de elementos alérgenos.

Expuso que la Secretaría de Salud y la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud se coordinaron con la Dirección General de Epidemiología para hacer un análisis que permita conocer quiénes de los asistentes tuvieron problemas, así como su ubicación para determinar las fuentes de la afectación.

En ese sentido refirió que un equipo epidemiológico, junto con autoridades e integrantes del Estado Mayor Presidencial se trasladaron al lugar de los hechos para hacer la recreación o reposicionamiento del escenario del viernes para tomar las muestras necesarias.