CUERNAVACA, MORELOS.- La misa que se realizó en Palacio de Gobierno “fue a petición de los trabajadores, no existe ninguna violación”, afirmó Mirna ZavalaZúñiga, secretaria de Administración.
Esa fue la justificación, luego de la polémica que causó la celebración eucarística que se realizó en la planta baja del edificio público con motivo de las celebraciones a la Virgen de Guadalupe.
Mirna Zavala aseguró que se trató de un evento organizado y  convocado por los trabajadores del área de Mantenimiento de Servicios Generales; “ellos pidieron el espacio para tener la oportunidad de poder celebrar esta fecha, pero siempre en el respeto de la división de poderes con la Iglesia, como lo ha marcado el Gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo”.
La secretaria de Administración insistió en que lo único que se hizo fue permitir a los trabajadores su petición de realizar la misa, “y quienes tenemos ciertas creencias decidimos acudir. Es un edificio público, sin embargo, se hizo la convocatoria de los trabajadores a sus compañeros e invitaron al Gobernador. En el marco del respeto se llevó a cabo la ceremonia.
Al término de la celebración los trabajadores se reincorporan a sus actividades, trabajaron en horario normal, los trabajadores sindicalizados concluyeron  a las tres de la tarde y el personal de confianza hasta que acabaron las labores propias de las secretarías.
Por su parte, el el Gobernador Cuauhtémoc Blanco negó que haya existido una violación pues solo atendió una invitación que le hicieron los trabajadores, y consideró que es una bonita tradición que le hizo recordar su infancia cuando celebraban a la Virgen de Guadalupe, y también recordó que a la edad de nueve o diez años fue monaguillo.

Servicio. El Gobernador Cuauhtémoc Blanco, el jefe de la Oficina de la Gubernatura y secretarios asistieron como invitados.

Por: Marcela García / [email protected]