Desde hace 90 días, Roxana de 21 años y originaria de Pinotepa Nacional, Oaxaca, pasa sus días en una celda del penal del Bordo de Xochiaca en el municipio de Nezahualcóyotl en el Estado de México. Su delito fue defenderse tras una agresión física y sexual. La joven asesinó a su agresor en legítima defensa tras un abuso sexual y ahora está recluida por presunto delito de homicidio.

Roxana pide ayuda, a través de una carta pública que su madre Ana Ruiz le entregó a la colectiva “Asamblea Vecinal Nos queremos Vivas Neza” cuando salía del reclusorio tras visitar a su hija.

La joven recluida es madre de un hijo menor de edad, nativa de un municipio de la costa oaxaqueña, pero la pobreza y la falta de empleo la obligó a desplazarse y llegó al municipio mexiquense de Nezahualcóyotl donde se puso a vender papas fritas.

En su relato, Roxana explicó que una mujer le invitó un par de cervezas y cuando se iba a su casa, un joven le dijo que si la acompañaba, ella accedió y al ingresar a su domicilio, él le dijo que si podía quedarse porque vivía lejos, ella aceptó y le ofreció una colchoneta para que se recostara.

Roxana quedó profundamente dormida y cuando se dio cuenta el joven ya estaba en su cama, la golpeó y la violó; el enojo y la rabia se apoderaron de la joven y asesinó a su agresor, luego metió el cuerpo en una bolsa negra, al bajar de su edificio, un vecino la vio y de inmediato llegaron las patrullas, ella confesó lo ocurrido y la recluyeron al penal.

 

 

 

La historia de Roxana ha conmovido a las colectivas feministas, que demandan su libertad por legítima defensa, ella no es asesina, sino víctima de una agresión y que pudo haber terminado en “feminicidio”, en una cifra más de mujeres violentadas y asesinadas en este país, pero ahora está en prisión por el delito homicidio.

El municipio de Nezahualcóyotl, donde ocurrieron los hechos, hay dos alertas de género, la primera por declaratoria por feminicidio desde 2015 y por desaparición de mujeres.

Elsa Arista, integrante de la colectiva “ Asamblea Vecinas Nos queremos vivas Neza”, lamentó que a Roxana las autoridades la revictimicen y que su proceso no siga los protocolos de género que se requieren.

“La joven es madre soltera, víctima de violencia de género, actuó en legítima defensa, ella no debe estar en prisión, ella salió de su pueblo por la pobreza en busca de una vida digna, es una joven con un futuro y madre de familia”.

Ante esta exigencia, la colectiva “Asamblea vecinal Nos queremos Vivas Neza” hace un llamado de solidaridad por “Justicia y libertad de Roxana” el próximo lunes 2 de agosto, fecha en que se llevará a cabo su audiencia donde se decidirá si se queda libre o se le da sentencia.

La colectiva hizo un llamado a las mujeres oaxaqueñas y del país a que a través de mensajes en redes sociales y también sí se puede, encabezar manifestaciones a favor de Roxana y su familia, quienes son víctimas de la justicia aún patriarcal que se vive en los juzgados del país.

“Desafortunadamente no vemos una voluntad política que Roxana salga libre, ojalá nos sumemos todas, una joven con futuro que es víctima de la violencia de género no puede estar recluida, exigimos libertad, libertad”, concluyó.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado