Shibuya.- Es bien sabido que el mexicano Checo Pérez es un amante del futbol, pues ha confesado que desde niño le va al América e incluso usa el número 11 por Iván Zamorano, ya que ese fue el dorsal con el que el chileno jugó en las Águilas.
Además, el piloto tapatío  siempre ha dicho que si no se hubiese dedicado al automovilismo, habría luchado por cumplir el sueño de ser futbolista profesional, es por eso que ahora en Japón se tomó el tiempo para demostrar que también es bueno con el balón.
Red Bull Racing compartió un video en sus redes sociales en el que sus dos pilotos: Checo Pérez y Max Verstappen causaron furor en las calles de Shibuya, donde visitaron la estatua de Hachiko y jugaron un poco de futbol.
Ambos pilotos ya se preparan para correr en el Circuito de Suzuka en donde buscarán afianzar el liderato de la escudería de Toro Rojo en el Campeonato de Constructores y en donde Checo Pérez puede subir a segundo lugar en el Campeonato de Pilotos. 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado