compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- Antes de tomar la decisión de lanzarte a ‘ser tu propio jefe’, tienes que hacerte la siguiente pregunta: ¿por qué quiero hacerlo? Si tu respuesta es ‘ya no quiero ser asalariado’, ‘no me llevo bien con mi jefe’ o ‘en la empresa no valoran mi trabajo’, quizá no estés valorando las cosas adecuadamente; en cambio, si piensas en ‘quiero poner a prueba mis capacidades profesionales’, sé que puedo realizar proyectos para otras empresas’ o ‘es un reto profesional’, vas por el camino adecuado.
“Ser ‘freelance’ no es algo que se tome a la ligera, significa que no tendrás un sueldo fijo, ni las prestaciones que ofrece una empresa, sólo por los proyectos que logres concretar obtendrás una remuneración; en pocas palabras, serás tu propio sustento”, acota.
Y añade: “Los clientes no llegan por arte de magia, para vender tus servicios profesionales, así como negociar un precio justo por tu trabajo, dependiendo de los proyectos y los avances que realices en éstos, obtendrás un pago”.
En este sentido, comenta, obtener los resultados esperados, o incluso mejores, te permitirá hacerte de una buena reputación y con ello tanto fidelizar a tus clientes o ganar nuevos. 

Por: DDM STAFF
[email protected]