compartir en:

"Mi vecino se brincó la barda, ayúdame, ayúdame", fueron las últimas palabras que un amigo de Ena Xitlalhi escuchó de ella antes de ser encontrada muerta en su domicilio ubicado en el municipio de Xalisco en el estado de Nayarit.

La joven tenía 19 años y era madre de un pequeño de un año y lo último que se sabe de ella es gracias a un audio enviado vía Whatsapp a un amigo en el que pedía auxilio, pues Ignacio "N", su vecino, había ingresado a su casa ubicada en la calle Prisciliano Sánchez número 22, entre Durango y México.

Ena fue encontrada degollada en su habitación el pasado 2 de julio y junto al cuerpo su pequeño bebé lloraba.

El amigo que recibió el mensaje entregó a la policía la prueba y esto permitió que la Fiscalía de Nayarit identificara al presunto asesino de 35 años de edad quien vivía en una casa junto al domicilio de la joven, donde además encontraron el arma con la que realizó el crimen y otras pruebas que lo incriminan.

Luego del asesinato, la comunidad nayarita se manifestó frende al Palacio de Gobierno para exigir justicia, pues con este caso ya suman cuatro feminicidios en el estado en los últimos días.

Por su parte, el exesposo de Ena, Jose Luis Pérez compartió en su cuenta de Facebook su consternación y pidió al gobierno que se haga justicia.