Antes del derrumbe de toneladas de rocas que cayeron sobre su casa de Mariana Martínez Rodríguez, estudiante de la Literatura Dramática y Teatro de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, comentó en clase vía zoom que “estaba entendiendo cómo los días grises y lluviosos son también la oportunidad de tomar un cafecito caliente con pan dulce”, compartió consternada la profesora Nadia González Dávila.

La comunidad y directivos de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM lamentaron el fallecimiento y se solidarizaron con la familia de la alumna, quien murió en el deslave del Cerro del Chiquihuite.

En el desgajamiento de Tlalnepantla, “desafortunadamente fue afectada la vivienda donde se encontraba nuestra alumna Mariana Martínez Rodríguez”, sostuvo la maestra y detalló que su hermana mayor sobrevivió, pero está hospitalizada.

 

“Lamentablemente Mariana no tuvo la misma oportunidad -que su hermana- y la perdimos. Estamos muy afectados”, dijo.

“Mariana tenía un anhelo de aprender enorme, su alma se iba llenando de luz y ahora se ha fundido con la luz”, afirmó Nadia González, maestra de la UNAM, guionista de cine, teatro y TV. Además compartió con sus alumnos que “nos quedamos en la vida para hacer cosas hermosas, alegres y bellas en honor a Mariana, quien se queda en nuestro corazón”.

Mariana fue sepultada este domingo en un cementerio de La Presa, luego de que su cuerpo fue rescatado de entre los escombros en una de las viviendas de la calle Club Explorados de Chimalhuacán, donde su hermana fue hallada con vida; sin embargo, rescatistas aún buscan a una madre de familia y sus dos pequeños hijos que habrían quedado bajo las toneladas de rocas.

(Fuente: El Universal)


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado