Se trata de Bahtiyar Duysak, ciudadano alemán con descendencia turca y que trabajó para Twitter como contratista de una firma llamada Pro Unlimited. El hecho ocurrió en su último día en la empresa.

"Mi cuenta de Twitter fue desactivada por 11 minutos por un empleado canalla. Creo que la palabra finalmente se está expandiendo y teniendo un impacto".

Ese fue el tuit del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que encendió las alarmas. Tal como denunciaba el mandatario, su cuenta de Twitter fue bloqueada por unos minutos el 2 de noviembre pasado.

 

Desde un primer momento, Twitter señaló que se trató de un error que cometió un contratista en su último día de trabajo en la red social. Sin embargo, no se entregó más información sobre las razones o quién era este personaje que enfureció al Presidente de Estados Unidos. 

Sin embargo, y luego de una extensa búsqueda desde los medios, TechCrunch logró dar con el paradero del autor del hecho: se trata de Bahtiyar Duysak, ciudadano alemán con descendencia turca y que trabajó para Twitter como contratista de una firma llamada Pro Unlimited.

Duysak dijo que se trató de "un error" y que nunca pensó que la cuenta realmente se iba a desactivar. De hecho, el atribuye la desactivación a una serie de "coincidencias" que ocurrieron en su último día.

"A veces estaba cansado y cualquiera puede cometer un error. Me equivoqué", dijo.

El joven dijo que ese día un usuario de Twitter reportó a Trump por un mensaje abusivo. De acuerdo con TechCrunch. Duysak inició el protocolo para esos casos, cerró su computador y abandonó el edificio. 

Pese a que no especificó su opinión sobre el Presidente Trump, sí aseguró que nunca pensó que la cuenta se desactivaría.