Por primera vez, la jornada de alfabetización que llevará a cabo el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA) del 18 al 20 de agosto, dará atención especial a los mexicanos deportados o repatriados de Estados Unidos, así como a migrantes.

"Es la primera jornada nacional de inscripción que opera el Programa Educación Sin fronteras para atender a repatriados y migrantes, como lo instruyó el presidente de la República, Enrique Peña Nieto y el maestro Aurelio Nuño, secretario de Educación”, afirmó el director general del INEA, Mauricio López Velázquez.

En entrevista con Notimex, el funcionario federal detalló que la Segunda Jornada de Incorporación y Acreditación 2017 para la alfabetización, iniciará de manera oficial este viernes, a las 11:00 horas, en la Plaza de Papantla, Veracruz.

Detalló que esa entidad es uno de los seis estados donde se intensificarán las acciones de alfabetización y apoyará a quienes no concluyeron sus estudios de primaria y secundaria.

López Velázquez puntualizó que como parte del Programa Educación sin Fronteras, las personas que han sido repatriadas van a tener un trato especial y un proceso de fortalecimiento a la atención educativa para que refuercen su enseñanza en el español.

“Muchos que llegan hablan español pero no lo leen, ni lo escriben. Escriben y leen en inglés y hablan el español porque lo oyeron en casa, pero ni lo escriben, ni lo leen”, explicó.

Informó que también van a tener simplificaciones en los trámites para que puedan, bajo protesta de decir verdad, incorporarse al INEA, porque muchos regresan sin documentos de los Estados Unidos.

El objetivo es convocar a los mayores de 15 años de edad y a las personas que conozcan a gente que no sepan escribir ni leer, o que no hayan terminado la primaria o secundaria para que se inscriban a este instituto y sean apoyados para concluir sus estudios.

Como parte de esta segunda jornada, detalló, se instalarán cuatro mil 400 sedes en los 32 estados de la República y en todos los municipios del país.

“Estaremos este viernes, sábado y domingo inscribiendo a los adultos a nuestros programas educativos, y resaltó que todos los servicios que se ofrecen en el INEA son gratuitos, y como requisitos solo necesitan presentar su Clave Única (CURP) o su acta de nacimiento y una identificación con fotografía, aunque no se la del INE (Instituto Nacional Electoral).

“Todos los trámites del INEA son gratuitos, los materiales educativos, los libros, las asesorías, incluso las computadoras, el internet, solo se requiere que tengan la decisión a estudiar con nosotros”, dijo.

Recordó que la primera Jornada de Incorporación y Acreditación, que se realizó en marzo pasado, superó la meta que se había programado, al haberse inscrito más de 120 mil personas, lo que la convirtió en la más grande que esta institución ha tenido en su historia.

Para esta segunda jornada se pretende que se incriban 113 mil para aprender a leer y a escribir, así como para que concluyan sus estudios de primaria o secundaria, indicó.

“Hoy vamos por 113 mil personas que puedan inscribirse en los diferentes niveles, y el énfasis que estamos haciendo en esta segunda jornada es alfabetización y primaria, porque en secundaria vamos muy bien, ya vamos alcanzar incluso la meta de 300 mil que teníamos en el programa regular antes de que termine el año”, indicó.

Señaló que en primaria se tiene que reforzar el esfuerzo, y hay la instrucción por parte del titular de la SEP de intensificar el proceso de atención e incorporación a más mexicanos a la educación, para transformar sus vidas con este derecho.

El reto paradójicamente es en las zonas urbanas que en las rurales, “el rezago educativo se nos hizo urbano y se nos hizo joven, entre 15 y 40 años de edad, y al INEA le cuesta más trabajo para que se pueda inscribir con nosotros es en poblaciones urbanas y los hombres entre 15 y 40 años”.

“Las mujeres se inscriben con mayor entusiasmo y mayor cantidad, dos de cada tres egresados del INEA son mujeres, y en las comunidades rurales y semiurbanas tenemos buena penetración y hay buen servicio de incorporación.

“Nuestro reto lo centraría en las zonas urbanas del país y en los hombres entre 15 y 40 años de edad para que se puedan inscribir los que no han terminado su primaria y secundaria, o no sepan leer ni escribir”, indicó.

Finalmente, reiteró que en el INEA se atiende a personas mayores de 15 años que no saben leer ni escribir y los que no han terminado primaria o secundaria, lo que actualmente significa un rezago de casi 29 millones de mexicanos, y de estos en el INEA se atienden a un millón 221 mil 733 educandos.