Portugal.- Finalmente el Benfica de Portugal compró al delantero Raúl Alonso Jiménez, quien estuvo a préstamo por un año, sin embargo, la transacción pasará a la historia por ser el fichaje más caro de un futbolista mexicano.
El cuadro lusitano lo adquirió por 22 millones de euros pagados al Atlético de Madrid, superando la cifra que en el pasado había impuesto Nery Castillo, por 20 mde, al pasar de Olympiakos al Shakhtar Donetsk.
De acuerdo con medios lusos, el ex jugador del América es la apuesta en la ofensiva del Benfica después de que en el mercado de verano vendieron a Nicolás Gaitán al cuadro colchonero en una transacción que fue el primer aviso de que la llegada de Raúl estaba cerca de concretarse.
Esta información salió a la luz cuando el agente Yvan Le Mée recomendó a Jiménez para el Marsella y fue cuando se dio cuenta que las Águilas ya se habían adelantado al comprarlo.
“Les ofrecí al delantero mexicano del Atlético de Madrid que estaba prestado con el Benfica, pero en tres semanas Benfica compró su carta en 22 millones de euros”, explicó el promotor.
Ya el Benfica había comprado el 50 por ciento de los derechos del canterano azulcrema cuando se finiquitó el préstamo por lo que ahora sólo abonaron el resto para completar los 22 millones de euros, lo que lo ligará al club para los siguientes años. 

Por: DDM STAFF