compartir en:

Este martes un migrante indocumentado mexicano que había pasado sus últimos 16 años viviendo en compañía de su familia en Ohio, tuvo que ser deportado a México después de una audiciencia de inmigración.

El padre de familia se despidió de su esposa y sus cuatro hijos que continuarán su vida en Estados Unidos. 

PROBLEMAS

Jesús Lara López, de 37 años de edad, estuvo trabajando en una granja de Pepperidge en Willard. Él contaba con un permiso de trabajo legal, según informó su abogado David Leopold. 

Sin embargo, cuando López se registró ante las oficinas de inmigración en marzo pasado, se le informó que sería deportado. 

"La ironía es que este tipo de inmigrantes son los queremos en el país", subrayó David.

LLEGÓ A MÉXICO

Al respecto, un grupo de abogados de inmigración en Ohio, argumentaron que la nueva represión que surgió desde la llega de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, esta causando un caos en los tribunales. 

"La ley esta rota", sentenció Leopold. 

El mexicano arribó a la Ciudad de México este martes.