México.- La jefa del Servicio Sismológico Nacional (SSN), Xyoli Pérez Campos, señaló que se requiere ampliar la red de monitoreo de sismos al norte, centro y sudeste del país con 58 estaciones nuevas, a fin de reducir los riesgos de desastres en caso de movimientos telúricos.

"Esto es un proyecto que ya se sometió al Fondo para la Prevención de Desastres Naturales (Fopreden) con la Secretaría de Gobernación (Segob) y ahorita tenemos una primera etapa, que implica mucha parte del diagnóstico y diseño y que esperemos que surja la segunda etapa que conllevaría la instalación de estas estaciones", dijo.

Durante el foro ¿Cómo se pueden reducir los riesgos en el caso de sismos?, organizado por la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), la científica indicó que dicha red nacional sería la "columna vertebral" del sistema, pero que no se descarta la posibilidad de que las de redes locales o regionales sea más densa.

"En términos de la red nacional de estaciones de banda ancha, operamos 63 estaciones del Servicio Sismológico Nacional, además cuenta con 32 estaciones en la red del Valle de México y recibimos datos de otras estaciones de diversas instituciones, para un total de 163 estaciones.

"Lo que estamos planteando ahora es un crecimiento de 58 estaciones en los próximos años, pero cuántas se necesitan, siempre pongo un relativo: California tiene 400, Japón tiene mil 200 y son territorios mucho menores que nosotros, entonces siempre vamos a necesitar más", expuso.

Reconoció que el valor de cada estación es "cara", pues tiene un costo de tres millones de pesos en promedio, por lo que por el momento existe una solicitud de 58 estaciones para cubrir el mínimo de detección de sismos que requiere el país.

Al evento acudieron Mario Ordaz Schroeder, del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); Shri Krishna Sing Sing, del Instituto de Geofísica de la máxima casa de estudios; y José Luis Morán, moderador del evento y presidente de la AMC.