compartir en:

El exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, ha bajado cinco kilos desde que inició su huelga de hambre el pasado 17 de agosto, de acuerdo con un reporte médico realizado el pasado viernes en el Reclusorio Norte.

Una copia del documento señala que Duarte pesaba 113.9 kilos el 22 de agosto, cinco kilos menos que al pesarse en el comienzo de su protesta, cuando la báscula marcaba 118.5 kilos.

"Se encuentra consciente, coherente, alerta, cooperador y con lenguaje congruente", afirma el doctor en el diagnóstico.

Además, se le sugiere al exgobernador que en caso de continuar con su huelga de hambre consuma agua, suero oral, cítricos, miel, té y dulces.

Javier Duarte permanece en el Reclusorio Norte desde el pasado 17 de julio ya que es procesado por los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada.

En una serie de cartas, el exmandatario ha señalado que la huelga es una protesta por "el hostigamiento, persecución política y cacería de brujas" en contra suya y de sus colaboradores, por parte de las autoridades veracruzanas.