De acuerdo con las denuncias presentadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), derivadas de la fiscalización de la Cuenta Pública, durante el año pasado, cuando gobernaba Javier Duarte, fueron desviados 14 fondos, de los que el exmandatario sustrajo 14 mil 225 millones.

Luego de dar el Informe Especial sobre la Fiscalización y sus Resultados del estado de Veracruz, Juan Manuel Portal Martínez, auditor general, apuntó que al gobierno veracruzano, le corresponde el monto del 97.1 por ciento del monto total, más de 13 mil millones de pesos, mientras que a los municipios solamente el 2.9 por ciento, con 417 millones 680 mil 500 pesos.

El auditor general informó que, entre otras, irregularidades hubo falta de documentación comprobatoria, recursos no entregados a los ejecutores, ni a los municipios, retrasos en la administración de recursos o de rendimientos financieros a los entes ejecutores, recursos ejercidos en conceptos que no cumplen con los objetivos específicos de cada fondo o programa y transferencias de recursos a otras cuentas bancarias.