Para entretenerse y relajarse, jóvenes capitalinos, así como visitantes, arribaron a Classico Cuerna, el antro más concurrido de la ciudad, olvidándose del estrés generado durante la semana.
Al caer la medianoche, el recinto se convirtió en una atmósfera musical, con los géneros de rock, pop, reggaetón y electrónica mezclados por un DJ, que causó un lleno total en la iluminada pista de baile, mientras algunos jóvenes disfrutaban de ricas bebidas preparadas.
Los presentes se divirtieron en el antro, tomándose fotos para el recuerdo, compartiendo anécdotas laborales y escolares entre parejas y buenos amigos y recargando pila para iniciar con actitud una semana más.

Por: Daniel Solano