Un nuevo estudio publicado en New England Journal Of Medicine, una revista web dedicada a difundir temas de salud, demostró que niñas y niños que crecieron en una familia lesbomaternal, no tienen más probabilidades de enfrentar problemas de salud mental o física que los criados en familias heterosexuales. 

Para el estudio, los investigadores examinaron a dos grupos de jóvenes de 25 años; una parte nació gracias a un proceso de reproducción asistida y creció con dos mamás; la otra parte lo hizo con un papá y una mamá. Los resultados demostraron que ambos grupos eran igual de felices en sus relaciones amistosas y familiares 

 

Ryan Light, sociólogo de la Universidad de Oregón, explicó que los resultados confirman que las personas con familias LGBTI no experimentan diferencias en relación con los niños criados en familias heterosexuales en lo que a educación, y bienestar mental y emocional, se refiere. 

La conclusión del estudio señala que los hijos de las mujeres lesbianas no tuvieron problemas emocionales ni de comportamiento en comparación con una muestra representativa con jóvenes de su edad.

Sus relaciones con familiares, amigos, cónyuges o parejas funcionaron igual de bien y también se encontró que no eran más propensos a padecer trastornos psiquiátricos, concluye el informe. 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...