Su poder es invencible y, además, J Balvin tiene un ejército de seguidores dispuesto a defenderlo con pasos de baile.

En la pista de la Arena Ciudad de México, sus fans calentaban los movimientos de pelvis, cadera y cintura cuando, a las 21:40 horas, el intérprete colombiano lanzó una bomba de energía con Mi Gente, que activó el baile y los gritos estruendosos.

"(El género urbano) No solamente manda buena vibra para los latinos, sino a nivel mundial".
De inmediato, el ritmo ablandó la postura vigilante de los papás que acompañaron a sus hijos, y así, desde los 6 años hasta los 50 y más, casi todos se soltaron.

Y el anfitrión no esperó al final para dar lo mejor. Desde el principio lanzó los éxitos "Machika", "Otra Vez", "Bonita" y "Sorry", como potentes municiones.

"Buenas noches, México. Estoy agradecido por las bendiciones y porque hoy nos conectamos con la mejor vibra y hoy somos una sola familia", dijo a su audiencia, que lo adoraba con gritos de júbilo.

Vestido con una chamarra de lentejuelas y pedrería de colores, Balvin cantó en el escenario durante la primera mitad del show.

Y para complacer a los asistentes más alejados, en la segunda mitad se elevó en una plataforma al otro extremo de la pista, con su característico pants y un paliacate en la cabeza.

Emocionó por igual cuando brindó "Ahora" y regresó al escenario principal para cantar "Sensualidad".

Al llegar el turno de "Ay Vamos", las parejas bailaban pegadito y los grupos de amigos lo hacían en círculos con "6 AM" y "Sigo Extrañándote". Pero él se dedicó a reconocer a su público.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...