Un grupo de peregrinos guadalupanos que regresaban de la Ciudad de México luego de visitar la Basílica, fue atropellado esta mañana sobre la carretera Cárdenas-Villahermosa, por un auto en el que viajaban un grupo de jóvenes alcoholizados, reportó la policía de caminos de Tabasco.

 

El percance ocurrió en el kilómetro 129 de la transitada vía federal, cuando la camioneta que abanderaba a la caravana de feligreses que viajaban hacia el municipio de Teapa, Tabasco, fue chocada por un auto Jetta que era conducida a exceso de velocidad por una persona completamente borracha, según testigos.

El auto se estampó contra la camioneta de los feligreses y lesionó a 10 guadalupanos, en tanto que del auto Jetta los paramédicos de la Cruz Roja tuvieron que utilizar las “quijadas de la vida”, ya que el conductor y el copiloto quedaron atrapados entre los hierros retorcidos del compacto.

Los heridos fueron trasladados a hospitales de la capital del estado. Afortunadamente no se reporta ningún muerto.