compartir en:

Lille.- La poca ambición de Italia pegó en el marcador, ya que Irlanda, con todas sus limitantes, salió a buscar un partido de vida o muerte y terminó por encontrar el triunfo por una mínima diferencia para meterse a los octavos de final de la Eurocopa.
Un gol cuando los nervios empezaban a sentirse en el ánimo irlandés que se veía fuera, cambió completamente el panorama, ya que Robbie Brady, al minuto 85, remató de cabeza en el área ante la mala salida de Salvatore Sirigu para dar la victoria.