Jerusalén.- La Fuerza Aérea Israelí (IAF) destruyó hoy una batería de defensa antiaérea siria cerca de Damasco, en represalia al lanzamiento de un misil tierra-aire contra aviones israelíes, que realizaban una misión de reconocimiento sobre El Líbano.

El portavoz de las Fuerzas de Defensa Israelíes (FDI), general brigadier Ronen Manelis, informó que la batería de misiles SA-5, que estaba estacionada a unos 50 kilómetros al este de la capital siria, disparó contra los aviones israelíes que estaban en un vuelo de rutina en el espacio aéreo libanés.

"Vemos al régimen sirio como responsable y vemos estos misiles como una clara provocación siria, que no será aceptado", subrayó Manelis en declaraciones a la prensa para informar sobre el incidente, según un reporte del diario The Jerusalem Post en línea.

El responsable militar subrayó que Israel "no tiene intención de entrar en la guerra civil en Siria, pero reaccionará ante todas las provocaciones".

Manelis reveló que Rusia fue notificada sobre el incidente, en el que ningún avión israelí fue dañado, reveló que el asuntos será examinado con el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, quien se prevé que aterrice en Israel en las próximas horas para una visita de trabajo.

En respuesta, el ejército sirio respondió que la destrucción de su batería de defensa antiaérea SA-5 traerá "graves repercusiones" y advirtió que Siria está preparada para cualquier intento de agresión de Israel.

En una declaración, las fuerzas armadas sirias precisaron que los aviones de la Fuerza Aérea israelí se filtraron en el espacio aéreo libanés cerca de la frontera en el área de Baalbek a las 08:51 horas y que el aparato de defensa antiaérea disparó en su dirección, alcanzando a uno de los aviones que sufrió "un golpe directo y tuvo que escapar".

"A las 11:38 a.m., el enemigo israelí lanzó varios misiles desde el interior del territorio israelí, uno de ellos cayó en uno de los puestos de avanzada sirios en las afueras de Damasco. Como resultado, solo hubo daños a la propiedad", agregó la declaración.

Un incidente similar se produjo a mediados de marzo pasado, cuando una batería siria disparó misiles contra jets de la Fuerza Aérea Israelí (IAF) que atacaban un convoy con armas destinadas a la milicia chiita libanesa Hezbolá (Partido de Dios).