Saransk.- Con un penal fallado por Cristiano Ronaldo, la selección de Portugal empató 1-1 con Irán, para avanzar como segundo lugar del Grupo B a los octavos de final.
Cerca del final del primer tiempo, el atacante Ricardo Quaresma sacó a relucir sus dotes con la del cinco empalmando el esférico de parte externa, regalando uno de los goles más bellos de la justa mundialista en Rusia y de paso poner en ventaja de 1-0 a Portugal sobre el conjunto iraní.
A los 52 minutos del segundo tiempo, el árbitro Cáceres marcó un penal gracias al VAR por una falta sobre “CR7”, que él mismo se encargó de cobrar, pero su disparo fue detenido por el portero.
A los 82’, se volvió a utilizar el vídeo arbitraje, esta vez, para sancionar una posible agresión de Cristiano Ronaldo sobre un jugador iraní que terminó en cartón amarillo para “Super Fly”.
Cuando parecía que terminaría con victoria lusitana, el VAR hizo de nueva cuenta su aparición para ayudarle al silbante a marcar un penal a favor de Irán por una mano en el área, que Ansarifard cobró a la perfección.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...