Después de que el domingo el tren ligero de la misma línea y casi a la misma altura de hace 15 días volviera a descarrilarse, autoridades del Sistema de Transporte Colectivo Metro, anunciaron que se abrirá una investigación técnica, donde participará la Procuraduría General de Justicia, para determinar si los incidentes fueron provocados o se debieron a una falla en el sistema, informó El Universal. 

A través de una comunicado, el Sistema de Transporte Colectivo Metro, explicó que las averiguaciones son para deslindar responsabilidades y garantizar la seguridad de los usuarios, pues es la prioridad del STC. 

El accidente se ocurrió cuando el tren ligero salió de la estación Textitlán, donde el primer “bogie” de la motriz M2 sufrió el descarrilamiento que ha dado pie a las investigaciones. 

Por el momento, el servicio técnico se encuentra dando mantenimiento al riel de la estación antes mencionada para garantizar la funcionalidad del servicio mientras determinan las causas reales de las fallas.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...