Pese a que existen instrumentos internacionales que protegen los derechos de los pueblos autóctonos, aún persiste el panorama de conflictos, violencia e intolerancia que sufren las comunidades, dijo la académica de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Unidad Iztapalapa, Laura Raquel Valladares de la Cruz.

Aseguró que las luchas actuales en vastas zonas del planeta tienen que ver con las nuevas explotaciones de los recursos bioenergéticos de las comunidades, que responden a lo que es conocido como el “modelo de acumulación por desposesión”.

Comentó que los conflictos actuales tienen como contendiente no sólo a estados nacionales que concesionan, venden o arriendan territorios indígenas para la explotación de los recursos, sino también a empresas transnacionales que de manera jurídica han instituido el derecho corporativo que está incluso por encima de los sistemas internacionales con un poder casi ilimitado.

Al participar en la mesa redonda "Racismo y derechos de los pueblos originarios en el pensamiento de Rodolfo Stavenhagen", la investigadora destacó que hoy en día somos “testigos de las expresiones más ominosas de finales y principios de este milenio”.

En esta fase del “capitalismo salvaje, a saber, la violencia contra comunidades indígenas, el desastre social-ambiental y el acoso sobre los bienes comunes de pueblos y naciones se extiende como cólera por nuestro planeta”, planteó.

Ese conservadurismo, abundó, “conlleva a renovadas y fortalecidas intolerancias en las que nuevamente como en el siglo XIX es criminalizada y señalada la diversidad como causante de los desastres mundiales.

A su vez, la antropóloga Serena Chew Plascencia, profesora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), expuso que el pensamiento de Rodolfo Stavenhagen sigue vigente, sobresaliendo como un luchador incansable de los pueblos originarios.

Recordó que la labor del sociólogo como relator especial para los pueblos indígenas fue crucial, pues sirvió para visibilizar las condiciones de los pueblos y las comunidades indígenas en el mundo”.

En su oportunidad, la doctora en Ciencias Sociales, Alicia Castellanos Guerrero, comentó que el eje central de las investigaciones y de las inquietudes políticas y académicas de Stavenhagen fueron el racismo, la exclusión, los derechos humanos y colectivos de los pueblos originarios.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...