Zlatan fue héroe y villano en la Copa de Italia que se llevó Romelu Lukaku

Milán.- Con un gol de falta del danés Christian Eriksen, en el descuento (97’), el Inter derrotó por 2-1 al Milan y se clasificó para las semifinales de la Copa de Italia. 

El sueco Zlatan Ibrahimovic había adelantado a los Rossoneri en la primera parte y el belga Romelu Lukaku empató para los interistas de penal en el segundo periodo. 

El empate llegó minutos después de que el Milan jugase en inferioridad por la expulsión de Ibrahimovic, por una dura entrada a Kolarov. 

El duelo también estuvo marcado por una imagen al final del primer tiempo, cuando Lukaku e Ibrahimovic se picaron en un pleito y ambos acabaron frente con frente. 

Para colmo, el árbitro Nikola Valeri se robó el show con decisiones polémicas como la expulsión a Ibrahimovic y un dudosísimo penal favorable al Inter de Milán... Y para rematar “se tronó la rodilla”. 

El gol de la victoria tiene un sabor especial para Eriksen, que no juega nunca con Conte, él mismo ha pedido salir del club y ahora vino de la banca, le dieron 6 minutos y le bastaron 2 para hacer el golazo con el que el Inter se mete a las Semis de la Copa.