compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Como un acto de reivindicación de su lucha y homenaje póstumo, ayer el nombre del luchador social Rubén Jaramillo Ménez quedó inscrito en letras doradas en el Muro de Honor del recinto legislativo.
La propuesta del reconocimiento la hizo la diputada del PRD y actual representante de dos de los municipios del sur de Morelos que fueron área de influencia de la lucha de Rubén Jaramillo: Jojutla y Tlaquiltenango.
Antes de la develación de las letras, la legisladora destacó que el acto tuvo carácter histórico porque significó la oportunidad de inscribir con letras doradas su nombre en el Muro de Honor, al lado de líderes de la lucha zapatista. “Es un acto que trasciende a otras generaciones”, señaló en una época de olvido de las luchas y causas con verdadera convicción ideológica y social.
Con ese preámbulo pidió que a sus compañeros de legislatura “que nunca más un líder, un luchador que busca transformar las condiciones de vida para los demás, sea cegado, asesinado como fue Rubén Jaramillo y su familia”.
Durante su intervención, Figueroa Peralta leyó el texto escrito por Plutarco Emilio García, en el que se destaca que “Rubén Jaramillo representa el eslabón más importante a nivel nacional entre el zapatismo histórico y el movimiento campesino contemporáneo, fue un ejemplar soldado del Ejército Libertador del Sur, que después de la muerte del general Zapata puso en práctica muchas de las enseñanzas adquiridas de la Revolución”.
A la develación asistió Consuelo García Jaramillo, sobrina de Rubén Jaramillo.

Por:  ANTONIETA SÁNCHEZ /  [email protected]