compartir en:

Yautepec, MORELOS.- La construcción de viviendas provisionales para familias que perdieron sus casas en Yautepec ha iniciado; serán acondicionadas mientras se realizan los censos por parte de las delegaciones federales, estatales y municipales.
Con la finalidad de que los habitantes que perdieron sus viviendas en el sismo tengan un lugar habitable, se inició la compra de materiales y el comienzo de las edificaciones, en tanto se llevan a cabo los trámites para que los afectados puedan acceder a los programas de construcción de casas por parte de la federación.
El alcalde de Yautepec, Agustín Alonso Gutiérrez, informó que después de la recaudación hecha con el pago de salarios de funcionarios de primer nivel de la comuna, se llevó a cabo la primera compra de materiales para dar paso a la habilitación de espacios habitables.
“Mientras los gobiernos federal y estatal nos resuelven el tema del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), iniciamos con las casas provisionales; las lluvias no cesan y está por llegar el frío, por ello no podemos esperar mucho tiempo”, explicó.
De acurdo con los reportes de Protección Civil municipal, son alrededor de 800 casas dañadas, de las cuales, precisaron que 271 ya no son habitables; el poblado más afectado es La Nopalera, donde se han intensificado los esfuerzos, ya que esta localidad perdió más del 70 por ciento de las viviendas.
Asimismo, se reportan 19 escuelas afectadas, las cuales no serán abiertas al público para evitar algún percance; además, 10 edificios públicos, 8 históricos y 11 iglesias.

"Mientras los gobiernos federal y estatal nos resuelven el tema del Fonden, iniciamos con las casas provisionales; las lluvias no cesan y está por llegar el frío, por ello no podemos esperar mucho tiempo.”  Agustín Alonso, alcalde

Afectaciones
La colonia más dañada es La Nopalera, donde el 70 por ciento de viviendas resultó con daños considerables.

800 casas
resultaron dañadas tras el sismo del pasado martes

271 casas
son las que ya no son habitables, según los dictámenes

Por: Guillermo Tapia /  [email protected]