compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), delegación Morelos, podría aplicar sanciones de más de mil 500 pesos a propietarios de básculas que no estén calibradas, advirtió su titular Zaira Fabela Beltrán.
Ayer concluyó el plazo para que los propietarios de los diferentes aparatos de medición realizaran la calibración de manera voluntaria, por lo que este primero de junio, personal de Profeco iniciará la verificación de negocios y las sanciones económicas a quien no haya atendido el llamado.
“La ley obliga a los comerciantes a calibrar sus instrumentos de medición, tanto de negocios de mercados públicos, tiendas de autoservicio, estacionamientos públicos, así como los despachadores de gasolina”, expresó Zaira Fabela.
Detalló que los instrumentos de medición varían, están las básculas de 1 a 100 kilogramos, las de mediano alcance, los medidores para gas y relojes registradores de tiempo, por lo que los comerciantes que operen con ellos, tendrán que tener a la vista los hologramas de calibración.
Los propietarios de los negocios, dijo, debieron adquirir su solicitud en las oficinas o en la página de internet de Profeco, por lo qué recordó que a partir de hoy iniciarán los operativos de vigilancia.
Fabela Beltrán señaló que el programa de regulación de los instrumentos de medición tiene la finalidad de garantizar su buen estado y no se defraude al consumidor con básculas mal calibradas y den kilos incompletos y litros a medias.
Recomendó a los consumidores estar pendiente de los hologramas que deben estar colocados a la vista, ello demuestra que la Profeco calibró sus básculas, medidores para gas y relojes registradores, de lo contrario que lo denuncien.

Operativo.Básculas, de corto y mediano alcance; medidores  para gas y relojes registradores de tiempo, son los instrumentos que revisará personal de Progfeco.

"La ley obliga a los comerciantes a calibrar sus instrumentos de medición, tanto de negocios de mercados públicos, tiendas de autoservicio, estacionamientos públicos así como los despachadores de gasolina.” Zaira Fabela Beltrán, delegada de Profeco

Por:  CARLOS SOBERANES /  [email protected]