CUERNAVACA, MORELOS.- Ayer partieron familiares de víctimas de la violencia, desde la Glorieta de La Paloma de la Paz, en la colonia Buena Vista, para participar en  la “Caminata por la verdad, justicia y la paz”, con rumbo a Coajomulco, Huitzilac, donde 250 personas apostadas en la autopista México-Cuernavaca salieron con mantas, carteles y fotografías, pidiendo el esclarecimiento de miles de crímenes sin resolver. 

      Esta caminata, para llegar a la Ciudad de México, se segmentó en dos partes; la primera fue ayer, donde los manifestantes llegaron caminando hasta Cuajomulco, y posteriormente se regresaron en autobuses a Cuernavaca, hacia al seminario Mayor, donde pernoctaron y hoy por la mañana retomarán de nuevo el camino y subirán en los autobuses que los trasladarán a Coajomulco, de donde volverán a retomar la marcha hacia la Ciudad de México. 

En entrevista, Julián LeBarón, integrante de la familia LeBarón, de la cual varios de sus integrantes fueron asesinados en Chihuahua, declaró: “Estamos marchando para sacar estén inmenso dolor, para demostrar como se vence el miedo que está en nosotros, por eso realizamos esta caminata, el fin es unir a la ciudadanía, para que las puertas se abran solas y que la gente se una a nosotros”. 

Al detenerse la caminata en el kilómetro 75+500, la activista Daniela Malpica hizo un pronunciamiento y declaró que “son cuatro pilares que se busca  en este movimiento: la verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición, para que busquen atender a todas las víctimas de todas las violaciones a los derechos humanos”. 

 

luis flores escobedo
luis.flores@diariodemorelos.com