México.- El director general del Infonavit, David Penchyna Grub, entregó 154 coberturas de seguros a derechohabientes de la Ciudad de México que fueron afectados por el terremoto del 19 de septiembre pasado, las que en dos semanas llegarán a tres mil en 14 estados, con una derrama superior a los 250 millones de pesos.

Acompañado por el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, destacó que estos seguros cubren pérdidas totales y parciales de casas, así como enseres domésticos, según cada caso.

Los derechohabientes beneficiados con las medidas extraordinarias de este organismo incluyen a Querétaro, estado afectado en tres municipios por una tromba, dijo en un acto que se realizó en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento.

Penchyna Grub dijo que el Infonavit, junto con el gobierno capitalino, se reunieron para aplicar un conjunto de medidas ordinarias y extraordinarias de cara al reciente movimiento telúrico.

Destacó que el Consejo del Infonavit, por primera vez en su historia, construyó de forma inmediata, a pocos días de esta tragedia, un conjunto de medidas extraordinarias para apoyar a los derechohabientes, los trabajadores que cotizan en el organismo que tienen un crédito activo y que están al corriente en sus pagos.

Expuso que el consejo -sectores empresarial, gobierno y trabajadores- dispuso de 10 medidas para enfrentar la realidad de mejor manera.

"Hoy aquí estamos dando inicio al proceso de entrega de 154 apoyos directos en la cobertura de seguros a igual número de trabajadores, en donde en los próximos días podremos otorgar esos apoyos a más de tres mil derechohabientes después de una tarea técnica, seria, profesional, sin falsas posturas de inmediatismo barato", señaló Penchyna Grub.

En el evento entregaron de manera emblemática cinco apoyos de los 154 que a través del Infornavit, que ha recorrido las calles de la ciudad en una ruta que ha perseguido los daños de esta tragedia, ha tenido una atención directa a cientos de derechohabientes del Instituto en la Vivienda de la Ciudad de México.

Dijo que por ejemplo, doña Teresita entregó su vida para construir un patrimonio para los suyos y a partir de hoy va a poder iniciar un conjunto de medidas que se han puesto en marcha a su favor: podrá optar por ejercer un segundo crédito y usar el terreno que era de su propiedad en donde estaba su vivienda y que la naturaleza le quitó, para edificar una nueva casa.

Si tiene un saldo a favor en la subcuenta de la vivienda -el ahorro que cada mexicano hace a través del Infonavit- puede retirar los ahorros para complementar financieramente su capacidad para poder tomar una decisión.

Resaltó: "Esta es una historia de caso por caso... Debemos recuperarnos con mayor ánimo y conr solidaridad, y eso es lo que ha querido hacer el Infonavit".

Dijo que el estar coordinados solidariamente con quien hoy lo necesita, se cierra el paso a aquellos que tratan de abusar de una circunstancia como ha pasado en diferentes momentos en donde se quiso hacer valer, sin tener derecho a ello por no haber sido afectados, una renta que no les correspondía.

"Estamos en la fase de compartir los padrones, para dividir los universos y que podamos multiplicar la escasez de los recursos para aplicarlos en quienes lo necesitan. Quienes lo necesiten, en el Infonavit podrán recibir un apoyo similar al que el jefe de gobierno anunció en la ciudad: entre tres y cinco mil pesos durante seis meses para que en ese espacio pueda encontrar una solución", detalló el funcionario.

Mancera Espinosa precisó que los créditos entregados incluyen 14 para Tláhuac, 16 para Benito Juárez, tres para Iztapalapa, 23 para Coyoacán, 10 a Cuauhtémoc, 10 en Miguel Hidalgo, dos para Tlalpan; uno para Xochimilco, uno en Álvaro Obregón, por pérdida total.

Se tienen ya otras geolocalizaciones por pérdida parcial, y ahí hay otros 82 derechohabientes que estarán repartidos en las mismas delegaciones.

Hoy, lo que necesitamos, dijo, no es que se hable de frenar viviendas en la Ciudad de México, sino de planear, porque lo que ya no puede suceder en la capital es lo que ocurrió en el pasado: que la gente fuera y construyera en las grietas, en donde hay riesgos geológicos, en lo que tarde o temprano iba a pasar lo que ahora vamos a tener que reparar: "Eso es lo que no vamos a permitir".

Ahora le decimos al trabajador: "El Infonavit no te va a dar un crédito de 600 mil pesos, te va a dar un crédito de un millón 700 mil. Le estamos garantizando cuando menos dos cosas básicas: que su casa la tendrá en la Ciudad de México y que serán inmuebles de calidad, que están siendo construidos conforme a las normativas de esta ciudad, que es sísmica".