Depresión y ansiedad son estados de ánimo que pueden experimentar las parejas que tienen dificultades para procrear, lo cual altera la armonía en la relación.

La encargada del Servicio de Biología de la Reproducción Humana del Hospital Juárez de México, Imelda Hernández Marín, explicó que la condición de infertilidad se establece cuando después de 12 meses de relaciones sexuales frecuentes sin utilizar métodos de planificación familiar, no se da el embarazo. También cuando la pareja tuvo un hijo y la mujer no vuelve a embarazarse.

Los factores que impiden la fertilidad pueden ser problemas del varón o alteraciones en la capacidad reproductiva de la mujer en los ovarios, el utero o las trompas de Falopio, entre otros.

Indicó que durante el 2015, en el Servicio de Biología de la Reproducción Humana del Hospital Juárez de México se recibieron a 156 pacientes de primera vez y 310 subsecuentes, y en esos servicios los hombres colaboran y acompañan a su pareja.

A las parejas se les realiza un protocolo y se investiga el tipo de alteración que tiene para ofrecerle algunas alternativas como pueden ser la inducción ovulatoria e inseminación intrauterina que permitan el embarazo.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...