compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Aunque muchos no lo sepan o mejor dicho lo desconozcan, una larga vida de trabajo y de cotizar al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tiene sus recompensas, por lo que aquí te explicamos como acceder a una pensión por cesantía, y los beneficios que esto te puede dar a ti y a tu familia.
Según especialistas en Seguridad Social, la Ley del IMSS hablando de pensiones contempla ocho conceptos: viudez, orfandad, ascendencia, invalidez, incapacidad, riesgo de trabajo, cesantía y vejez, por los cuales una persona se puede pensionar siempre y cuando haya cotizado al IMSS durante cierto período.
“El desconocimiento nos lleva a que hay mucha gente que por ejemplo falleció el esposo quien traía el sustento y por desconocimiento, la esposa y los hijos no pueden hacer valer el derecho, la institución no les va a mandar un mensaje diciéndoles tienes derecho a esto”, precisaron.

REQUISITOS PARA EL TRÁMITE
Para acceder a una pensión por cesantía, necesitas cumplir con cuatro requisitos: tener 60 años cumplidos, contar con un mínimo de 500 semanas cotizadas al Instituto Mexicano del Seguro Social, si empezaste a cotizar antes de julio de 1997, y si lo hiciste después, requieres de un mínimo de 1250 semanas cotizadas según lo establecido en la Ley del IMSS.
Además, otro de los requisitos según especialistas en Seguridad Social, es tener la conservación de derechos vigente, que no es otra cosa más que el lapso de tiempo que te da el IMSS para que trámites tu pensión, el cual es el 25 por ciento de las semanas cotizadas de acuerdo a la fecha en que te diste de baja.
Ejemplo, si tu antes de 1997 cotizaste mil semanas ante el IMSS en toda tu trayectoria laboral, y tu conservación de derechos contempla el 25 por ciento, hablamos entonces de 250 cotizaciones, “esas cotizaciones las tengo que convertir en años, si hablamos que al año cotizas 52 semanas, en años casi me representan cinco años, entonces si me dieron de baja en el IMSS hoy 22 de diciembre del 2016, yo a partir de este día cuento con cinco años hacia adelante para tramitar mi pensión por cesantía”.
Aunado a estos tres requisitos, el trabajador también debe estar dado de baja ante el IMSS, “muchas veces algunos no quieren darse de baja del IMSS porque tienen buen sueldo o quieren seguir trabajando, pero quieren sacar su pensión, entonces ahí lo que necesitan es negociar con su patrón para que los de de baja y si eres buen elemento te contrate por honorarios o te pague bajo el agua”.

DOCUMENTACIÓN
Una vez que cumples con todos los requisitos, para solicitar una pensión por cesantía necesitas tu acta de matrimonio si está uno casado, las actas de nacimiento de tus hijos, quienes entran en un parámetro de 0 a 25 años.
De 0 a 16 años necesitas presentar el acta para acreditar que es tu hijo, si es mayor de 16 y menor de 25 años, debes presentar un comprobante de estudios cada seis meses para acreditar que está estudiando y que continúe con la pensión.
Junto con todos estos documentos, necesitas presentar acta de nacimiento del titular del IMSS, la CURP de todos (titular, esposa e hijos), así como credenciales de elector de los que son mayores de edad, y sin son menores, de estudiante o alguna expedida por el municipio o ayudantía de donde vives.
Además, tienes que presentar un estado de cuenta de la Afore del titular, y necesitas aperturar una cuenta ante una institución bancaria, la cual contenga el número de cuenta y la Clabe Interbancaria para poder hacer los traspasos para cuando se de la pensión. También de unos años a la fecha están pidiendo el Registro Federal de Causante (RFC) que expide la Secretaría de Hacienda.

EL PROCESO
Una vez que tienes todos los documentos te acercas al área de prestaciones económicas o la ventanilla del IMSS para poder solicitar tu pensión por cesantía, reciben la documentación, revisan que esté completa, que tu nombre o nombres estén bien, que no tengan errores administrativos o de otra índole los documentos, “es una validación que hace el IMSS”.
Si no hubo errores en los documentos y todo está en orden, te elaboran una solicitud, y el siguiente paso es una hoja de elección de régimen, en donde calculan el monto de la pensión, en base al número de cotizaciones que es el número de incrementos, y al salario diario promedio de las últimas 250 semanas laboradas del trabajador.
“Por regla ellos tienen que emitir una hoja de elección de régimen donde hacen dos cálculos, uno con régimen anterior, Ley 1973 y otro con Ley 1997, entonces ya tu ves cuanto te toca de acuerdo a cada ley y escoges, esto claro si tu empezaste a cotizar antes de 1997”, afirmaron especialistas.
Después de esto viene la resolución, documento que deriva de la elección de régimen, y al margen de que nos están entregando la hoja en donde viene el monto de la asignación de la pensión, la parte de la asignación familiar, lo que le corresponde a mis hijos, y fechas de pago, para que firme y acepte.

2 mil 466 pesos es hoy en día una pensión mínima garantizada y por la Ley 1973 puede arrojar el triple.

500 semanas cotizadas ante el IMSS necesitas si estás por el régimen de Ley 1973 para poder pensionarte por cesantía.

1250 semanas cotizas ante el IMSS necesitas si estás por el régimen de Ley 1997 para poder pensionarte por cesantía.

60 años de edad necesitas para poder acceder a una pensión por cesantía del IMSS.

4 mil 382 pesos (60 días de salario mínimo), es la ayuda de gastos funerarios que da el IMSS.

"Si tienes 60 años, cumples con las semanas cotizadas que marca la Ley del IMSS y tienes todo en orden, te conviene tramitar tu pensión por cesantía, es un beneficio que la ley te da.” Especialistas en Seguridad Social.

REQUISITOS
Tener 60 años.
Haber cotizado 1250 semanas por Ley 1997 o 500 semanas por Ley 1973.
Conservación de Derechos.
Estar dado de baja ante el IMSS.

DOCUMENTOS
Acta de nacimiento del titular del IMSS.
Acta de matrimonio si está uno casado.
Actas de nacimiento del hijo o hijos, para menores de 0 a 25 años, de 0 a 16 años basta con el acta, de 16 a 25 años, cada seis meses es necesario un comprobante de estudios.
CURP de todos (titular, esposa e hijos).
Credenciales de elector si son mayores de edad, o de estudiante si son menores los hijos.
Estado de cuenta de la Afore.
Aperturar una cuenta bancaria, con número de cuenta y Clabe Interbancaria.
Registro Federal de Causante.

AL FALLECER EL PENSIONADO
Cuando un pensionado fallece, la mujer sigue con sus derechos, pero ya no en el concepto de cesantía, sino cambia la pensión por viudez y orfandad para los hijos, ahora la titular de la pensión va a ser la viuda, y el monto disminuye a un 90 por ciento de lo que le correspondía al titular.
BENEFICIOS DE LA PENSIÓN
Pago mensual de acuerdo al balance que sacó el IMSS según semanas cotizadas.
Aguinaldo equivalente a lo que vale una pensión del titular.
Servicio médico para mi y mi familia, en caso de hijos hasta los 25 siempre y cuando estén estudiando.
Incremento del 3.6 a 3.7 por ciento cada año en el mes de febrero según lo estipule el gobierno.

Por: DDM STAFF / [email protected]