Kate McClure conducía hacia Filadelfia cuando su auto se quedó sin gasolina, por suerte, Johnny, un hombre indigente, le prestó sus últimos 20 dólares para que no se quedara varada.

De acuerdo al relato de McClure, ella se bajó del auto preocupada por la falta de gasolina, cuando Johnny se acercó a ella y le dijo que no era seguro esa zona de la carretera, que se metiera al auto y cerrara las puertas. Unos minutos después, el hombre regresó con un bote de gasolina, había utilizado sus últimos 20 dólares para comprarle gasolina a la mujer.

Conmovida por el gesto, Kate le prometió que regresaría a pagarle los 20 dólares. Unas semanas después regresó y le dio el dinero, además de llevarle ropa y comida, lo cual repitió en varias ocasiones.

Kate y su pareja, Mark D’Amico crearon una página en GoFundMe donde compartieron la historia y recibieron 28 mil dólares en donaciones para Johnny.