compartir en:

Se dio ya el día de ayer el rompimiento entre el gobierno federal y el del estado. La información boletinada por la Secretaría de Gobernación es muy clara y marca una separación o la pérdida de protección que el gobierno del estado había tenido durante todo el sexenio, debido a las negociaciones del gobernador en el Pacto por México y la relación del PRD con el gobierno federal.

El quererse deslindar de la tragedia del Paso Exprés, diciéndole mentiroso a uno de los hombres del presidente, ha roto ese acuerdo verbal; y ahora la Secretaría de Gobernación explica: “Según la Ley de Protección Civil, el estado debe evaluar peligros de origen natural o humanos. La administración federal le había instruido a tomar medidas preventivas para temporada de lluvias”. Rafael Montes, de la Coordinación Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, acusó al gobierno de Morelos de no haber actuado de manera oportuna ante el riesgo que representaba la construcción del Paso Express, a pesar de que tenía conocimiento del peligro que existía en la zona y de que la administración federal le había indicado meses antes que tomara medidas preventivas para enfrentar la temporada de lluvias.
En un documento fechado este lunes 24 de julio, Luis Felipe Puente Espinosa, Coordinador Nacional de Protección Civil de la Segob, le hace ver al gobierno de Morelos que, de acuerdo con la ley en la materia, las medidas de prevención y atención de emergencias en la zona donde se abrió el socavón el pasado 12 de julio, son responsabilidad “directa e inmediata” del gobierno de Morelos.
En el oficio dirigido al doctor Francisco Javier Bermúdez Alarcón, coordinador de Protección Civil de Morelos, Puente Espinosa afirma en el oficio CNPC/808/2017 que es obligación del estado y ayuntamientos “investigar, estudiar y evaluar riesgos y daños provenientes de agentes perturbadores naturales o humanos que puedan dar lugar a una emergencia o desastre, integrando y ampliando los conocimientos de tales acontecimientos en coordinación con las dependencias responsables”. Expone que el gobierno estatal debió haber aplicado medidas de seguridad previstas en la ley, que podrían haber contemplado hasta el aislamiento total del área afectada, así como la suspensión de “trabajos, actividades y servicios” en la zona. Tal como ha publicado varias veces la prensa nacional, tanto el gobierno de Morelos como la Secretaría de Comunicaciones y Transportes estaban enterados de que había problemas y riesgos en el área del socavón, de acuerdo con alertas de vecinos de la zona. En el oficio mencionado, Puente Espinosa respondió a una solicitud de Bermúdez Alarcón, quien la semana anterior pidió a Protección Civil del gobierno federal su “urgente intervención” para mitigar el riesgo que existe en la zona del socavón del Paso Express, “ya que se trata de una obra proyectada y operada por dependencias federales”. Puente Espinosa contestó que la solicitud no era procedente y fue más allá: afirmó que su dependencia “no fue requerida o informada en tiempo y forma respecto a los riesgos a que se encontraba expuesta la población” por la construcción del Paso Express en Cuernavaca.
Añadió que, por el contrario, de acuerdo con la información difundida por medios de comunicación, la Dirección General de Protección Civil del estado de Morelos “ya tenía conocimiento del riesgo inminente”, el cual “exigía la realización de acciones inmediatas en virtud de existir condiciones o altas probabilidades de que se produjeran los efectos adversos”. Esta postura se sumó a la fijada por la SCT el pasado fin de semana, en la que responsabilizó al gobierno estatal de no cerrar el tráfico a pesar de conocer el riesgo de hundimiento que había, como lo reconoció el gobernador Graco Ramírez, quien dijo que su administración envió siete alertas a las autoridades federales sobre el riesgo en la zona y que el gobierno federal tampoco actuó en consecuencia.
Además de negarse a intervenir en el asunto, el titular de Protección Civil solicita al gobierno estatal un informe pormenorizado sobre las acciones de preparación, previsión, prevención, mitigación, identificación de riesgos o cualquier otro de Protección Civil que haya realizado en la zona del Paso Express que Morelos pide ahora que sea atendida por la Federación. En su escrito, Puente Espinosa recordó que el gobierno federal pidió al estatal, en oficios de marzo, abril y mayo, un ejemplar del Programa Especial de Protección Civil para la temporada de lluvias y huracanes 2017, para mitigar los riesgos previamente identificados y definir acciones preventivas, pero que hasta la fecha no han recibido respuesta alguna por parte del gobierno del estado.
Por otro lado, como siempre cuando alguien cae en desgracia, cuando no le llueve, le llovizna, e integrantes de los Frentes Unidos en Defensa de Tepoztlán denunciaron que la administración estatal, encabezada por el perredista Graco Ramírez, no respetó la minuta firmada el 13 de julio para discutir la ampliación de la autopista La Pera-Cuautla. ¿No cree usted?

Por Teodoro Lavín León

[email protected] / Twitter: @teolavin