CUERNAVACA, MORELOS.- Miacatlán y Yecapixtla no cumplen con la cloración correcta del agua para consumo humano, así lo arrojó el estudio de Vigilancia de Calidad del Agua que realiza la Comisión para la Protección contra los Riesgos Sanitarios del Estado de Morelos (Coprisem).
El objetivo de la revisión constante es para garantizar que el agua que se administra a la población no represente un riesgo sanitario a la salud de las personas, ya que el líquido para uso y consumo humano debe ser potable, libre de contaminantes, ya sean químicos, físicos o incluso biológicos.
De acuerdo con la Coprisem, en el estado de Morelos existen 475 fuentes de abastecimiento de agua, que suministra el vital líquido a un millón 654 mil 507 habitantes, a través de 381 sistemas formales dependientes de los municipios y organismos operadores con servicio concesionado.
La desinfección del agua es un factor esencial para el control de enfermedades diarreicas y gastrointestinales, motivo por el que se deben garantizar los límites permisibles de calidad y tratamientos a los que debe someterse el agua para prevenir y evitar la transmisión de enfermedades gastrointestinales.
La Coprisem desarrolla de manera permanente la vigilancia de la calidad bacterológica del agua y para ello se han establecidos 772 puntos de monitoreo en Morelos en los que se verifica la concentración de cloro residual libre.
Cuernavaca, Jiutepec, Cuautla, Emiliano Zapata y Yautepec son los municipios que tienen más puntos de monitoreo, debido al gran número de población que tiene.
De acuerdo con los resultados de la Coprisem, la eficiencia de cloración por municipio en 2016 detectó que Miacatlán y Yecapixtla están por debajo de los porcentajes requeridos, lo que pone en riesgo a la población. Mientras que Tetecala, Puente de Ixtla, Cuautla, Jonacatepec, Ocuituco, Tetela del Volcán, Tlalnepantla y Tototlan tienen eficiencia de cloración, pero están por debajo del 90 por ciento.
En tanto Amacuzac, Zacatepec, Atlatlahuacan, Tlayacapan y Zacualpan son los municipios que cumplen con el cien por ciento en eficiencia.
La falta de insumos, recursos humanos y descomposturas de equipo interfieren negativamente en la cloración del agua lo que se ve reflejado en los resultados que obtuvieron Miacatlán y Yecapixtla.

Estándares. La Coprisem tiene vigilancia permanente en cuanto a la calidad bacteriológica del agua que se consume en el estado.

Por: Marcela García /  [email protected]