compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- La puesta en marcha del teatro guiñol en planteles educativos sirve para crear conciencia entre los niños para que denuncien, aunque, no en todos los casos los menores se atreven a darlo a conocer, reconoció Gustavo Navarro Muro, encargado de despacho de la subdirección de Apoyo a Víctimas, de la Fiscalía General del Estado (FGE).
“No es siempre, los niños no siempre presentan la misma gravedad de estar viviendo el abuso, pero en promedio por año nos hemos encontrado cinco denuncias directas, en el momento de que estamos llevando a cabo la presentación de la obra, a lo largo de un año, la frecuencia de que los niños lo manifiestan en el momento no es alta”, precisó.
Comentó que tras tener conocimiento de un caso de abuso en contra de un alumno, acuden a la dirección escolar para comprobar si ya tienen conocimiento de esta situación, en donde en ocasiones sí hay una respuesta por parte de los profesores o el director y desde ese momento se toman cartas en el asunto.
“Los niños mencionan que su hermano, que el abuelo, el tío, el padre –abusan-, está situación es real, no estamos fantaseando en ningún momento; el llamado hacia padres y maestros es que tengan en cuenta que esta problemática se puede presentar en cualquier esfera”, mencionó. 

Por:  Omar  Romero  /  [email protected]