CUERNAVACA, MORELOS.- Para la señora Martha Paulina Vargas Marín es importante no olvidar a sus familiares que han fallecido, por ello inculca en su hijo el acudir no solo en Día de Muertos al panteón, sino hacerlo de manera constante.
Ayer, ella y su hijo llegaron al panteón del poblado de Acapantzingo antes del mediodía y con flores de cempasúchil arreglaron la tumba en donde descansan su mamá, su abuela y su tío, quienes le inculcaron estas tradiciones y ahora ella hace lo mismo con su hijo.
“Vengo a ver a mi mamá, a mi abuelita y a mi tío, seguido venimos pero hoy en especial venimos a ver a los tres que aquí están, -es una manera- de no olvidarlos, de mi mamá es su segundo año apenas, ella falleció en el 2016, cada año venimos como siempre”, refirió mientras arreglaba las flores en la tumba que previo al Día de Muertos un familiar la pintó.
Señaló que para ella es importante honrar la memoria de sus difuntos, por lo que su hijo la acompaña cada que puede, incluso él ayer se encargó de colocar los adornos de la tumba, asimismo, en su hogar realizaron una ofrenda con los platillos que más les gustaban a sus familiares.
Martha Paulina afirmó que cada vez que está en el panteón se percata de que hay tumbas abandonadas, como una que se localiza a un costado de las de sus seres queridos, por ello a veces la limpia y le coloca alguna flor.

"Hay que mantener la tradición para recordar a nuestros fieles difuntos no nada más en este día, siempre hay que recordarlos pero hoy es el festejo nacional.” Martha Paulina Vargas.

Enseña. Martha Paulina Vargas Marín inculca a su hijo las tradiciones.

 

Por: Omar  Romero
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...