compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- La comercialización de drogas de mala calidad es lo que podría estar generando daños en adolescentes y jóvenes, consideró Omar Cerezo, integrante de la comisión de Seguridad de la Asociación de Hospitales Privados.
Como se recordará, la secretaria técnica del Consejo Estatal contra las Adicciones, Martha Patricia Cantú, comentó que están circulan drogas desconocidas, las cuales están causando cuadros atípicos en los adolescentes y jóvenes que las consumen.
Al respecto, Omar Cerezo, integrante de la Asociación de Hospitales Privados y asesor político del Colegio de Médicos Cirujanos, comentó que en el ámbito privado son pocos los casos que llegan a atender y éstos se dan cuando las familias remiten a los hijos en las unidades hospitalarias, debido a su estado de salud.
“Son pocos los casos que atendemos, pero son casos severos en donde los adolescentes vienen presentando patologías de acciones muy avanzadas por consumo de drogas; nosotros le damos la atención, pero después son canalizados para atender el problema que presentan”, dijo.
Coincidió con Martha Cantú en la circulación de nuevas drogas, pero también consideró que las reacciones de los jóvenes ante el consumo de algunas drogas se debe a la mala calidad; “al tratarse de un mercado negro no hay ninguna regulación sobre la calidad del producto; incluso, en drogas simples y lícitas, como el alcohol, se han presentado casos de adulteración que han ocasionado hasta muertes”.
Y agregó: “No necesariamente lo que te ofrecen en un carrujo es mariguana, viene mezclado con otras sustancias como pasto y pesticidas, lo que es más dañino para la salud. Es paradójico que lo comente, pero es preferible mariguana de buena calidad que lo que se ofrece en el mercado negro”.
No obstante, aunque la mariguana se legalizara, podrían existir problemas de la calidad tal como sucede con el alcohol y el tabaco.
También comentó que en algunos casos se han detectado que las historias clínicas no son compatibles con la realidad, “las personas reportan que llevan poco tiempo consumiendo alguna droga, pero las manifestaciones clínicas indican que su consumo es de mucho tiempo más”.
Por último, invitó a los padres de familia a estar pendientes de sus hijos para que sepan lo que hacen, en dónde están, con quién están, tipo de amistades y todo lo que les permita saber si tienen o no el consumo de alguna droga o sustancia prohibida.

Por: Marcela García /  [email protected]