Después de una relación de cinco años, Rebeca Martínez y Abraham García decidieron contraer matrimonio eligiendo la ciudad por su agradable clima e increíble naturaleza.

Primeramente se llevó a cabo la ceremonia religiosa, celebrada en un lindo jardín, prometiéndose amor eterno frente a Dios, para después disfrutar de un rico coctel, en el que los familiares de los novios ya se encontraban para pasar gratos momentos en compañía de los recién casados.

Tomados de la mano, Abraham y Rebeca bailaron su primer vals como esposos presentándose en sociedad como marido y mujer, dando paso a un exquisito menú ofrecido en tres tiempos. Fue un día inolvidable para la familia García Martínez, ya que recibieron felicitaciones y muy buenos deseos por la nueva etapa que emprenden en su vida. 

Los ahora esposos viajarán a Europa para disfrutar de su luna de miel. ¡Felicidades!

Por: Daniel Solano
[email protected]

 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...