compartir en:

Contando con la presencia de su esposa, la artista plástica Yolanda Quijano, de su hijo, Adriano Silva, y organizado por la Fundación Noval, encabezada por María Helena Noval, se realizó en la Galería Colón un merecido y emotivo homenaje al pescador, alpinista, fotógrafo y escultor Adriano Silva.

La exposición “Dios creó al hombre” muestra obras de arte en color pastel y talladas en madera, con el objetivo de que el público conozca la maravilla cultural que dejó uno de los escultores mexicanos más importantes, quien a través de su forma de ver al universo, se interesó en la elaboración de instrumentos musicales, la naturaleza, la figura humana y distintas obras, resultado de su creatividad y originalidad. 

Durante un recorrido por los pasillos para observar la exposición, los presentes conocieron la técnica del maestro, su pasión y romanticismo, así como la calidad de su trabajo en cada una de las esculturas elaboradas.