Por las bajas temperaturas que se registran en esta temporada, especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomiendan a los derechohabientes acudir a su Unidad de Medicina Familiar ante cualquier síntoma de resfriado, gripa, infecciones en los oídos y/o garganta, para evitar que el problema cause inflamación de las membranas que protegen el cerebro, conocida como meningitis.

Este padecimiento, provocado por bacterias y virus o por hemorragia en traumatismos, se caracteriza por presencia de fiebre, convulsiones, somnolencia, confusión y rigidez de nuca. En esos casos, el Seguro Social brinda tratamiento de urgencia en hospitales de segundo nivel con médicos internistas, urgenciólogos, neurólogos e infectólogos.

Miguel Ángel López San Juan, neurológo del Hospital General de Zona 2-A Troncoso, recomienda a la población estar alerta en los meses y temporadas de frío, abrigarse, proteger las vías respiratorias, vacunarse contra la influenza y neumococo para evitar que resfriados o infeccionesno atendidos se conviertan en una infección neurológica.

Explicó que cuando la infección se complica, el IMSS brinda atención en terapia intensiva, donde se monitorean signos vitales y se realizan exploraciones neurológicas para vigilar que no haya deterioro del estado general.

El neurólogo destacó que el Seguro Social está a la vanguardia en el tratamiento de esta enfermedad, ya que cuenta con los medicamentos especializados, así como con médicos capacitados y con gran experiencia para atender este tipo de problemas de salud.

La meningitis bacteriana, señaló, se combate con tratamientos de primera línea que incluyen antibióticos de amplio espectro, para controlar el proceso infeccioso y con ello reducir el riesgo de complicaciones en el sistema respiratorio, esto es, en pulmones, nariz, garganta y boca, riñones y aparato digestivo.

Subrayó que con el diagnóstico oportuno y el tratamiento inmediato se evita que el paciente presente secuelas como disminución de la fuerza motora en un brazo y una pierna del mismo lado; parálisis parcial, infartos cerebrales, crisis convulsivas o trastornos cognitivos.

La meningitis puede afectar tanto a población infantil como adultos mayores, pacientes inmuno deprimidos con VIH, o aquellos en tratamiento por trasplante de órganos. También puede presentarse en pacientes sanos por factores secundarios como otitis media o sinusitis.