La senadora Lorena Cuéllar Cisneros propuso reformar la Ley General de Educación para prevenir, identificar y atender trastornos alimenticios entre los estudiantes, que de acuerdo con especialistas, pueden identificarse por conductas nocivas expresadas en el comportamiento de jóvenes y niños en las escuelas.

 

En un comunicado destacó que en la actualidad uno de los principales problemas de salud mental en la población joven son los trastornos de la conducta alimentaria.

“Estos se encuentran vinculados a la insatisfacción corporal, preocupación excesiva por la comida, el peso, la imagen corporal y lo que esta representa. Estos trastornos suelen estar acompañados de cambios en la conducta, como consecuencia del intento por controlar el cuerpo y el peso”, explicó.

Lorena Cuéllar subrayó que las edades en que se presentan estos trastornos van desde los 18 hasta los 25 años, sin embargo este padecimiento ha ido en aumento, por lo que ha tenido como consecuencia su aparición en edades cada vez más tempranas tanto en hombres como en mujeres.

Refirió que de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, en el año 2016 tres de cada 10 varones y cuatro de cada 10 mujeres sufrieron de anorexia, bulimia y otros trastornos de la alimentación; en este año se han contabilizado un total de 2 mil 396 casos.

Si éstas cifras siguen en aumento, al concluir 2017 podrían ser aproximadamente dos mil 900 casos, esto sería un 44 por ciento superior a la registrada en el año previo, agregó.

A través de esta iniciativa, subrayó, se busca atacar el problema de la falta de atención y de políticas de apoyo en sectores como la salud y la educación, y así construir un México en el cual haya una verdadera preocupación por el bienestar de futuras generaciones.