compartir en:

México.- El debate internacional sobre la importancia de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) para el aprendizaje ha sido superado, afirmó Martha Castellanos, especialista en el uso de tecnologías en el ámbito de la educación.

Durante un seminario web organizado por 5G Americas, organización que agrupa a proveedores de servicios y fabricantes de la industria de las telecomunicaciones, señaló que "estamos frente a unas generaciones que están demandando nuevas formas de acercarnos al conocimiento”.

Castellanos comentó la experiencia de Colombia al momento de delinear el plan decenal hacia 2026, donde fue asesora del gobierno en políticas educativas, y se pensó qué atributos deben tener los ciudadanos de ese país para el referido año, para que se puedan desarrollar plenamente.

“La comisión académica encontró varios desafíos importantes, uno de ellos, el que tiene que ver con impulsar el uso pertinente, pedagógico y generalizado de las nuevas y diversas tecnologías para apoyar la enseñanza".

En un comunicado, agregó que otros desafíos importantes para lograr esa ciudadanía a 2026 son la construcción de conocimiento, el aprendizaje, la investigación y la innovación, fortaleciendo el desarrollo para la vida.

"Es un desafío sin precedentes, porque pone a las TIC, no como una plataforma administrativa solamente ni como un relleno en el plan de estudios, sino que se les da un sentido muy importante en el aprendizaje. Hay un cambio contundente”, resaltó.

Por su parte, el director para América Latina y el Caribe de 5G Americas, José Otero, señaló que “en América Latina estamos viendo una transformación, pero también es necesario que cuestiones como el espectro radioeléctrico, la disponibilidad de equipos y redes troncales nacionales de fibra óptica sean consideradas como parte de una estrategia de educación".

Añadió que se debe hablar sobre la infraestructura que va a soportar esa estrategia de implementación de uso de las TIC en la educación.

Durante el seminario web también se hizo hincapié en los dos flagelos de las aulas en América Latina: la deserción escolar y la falta de interés por parte de los alumnos, siendo ésta última el paso previo a la primera.

Otero manifestó que los modelos educativos deben preparar a los ciudadanos para la economía digital del futuro, un esquema que tendrá como características la conectividad constante, el cambio acelerado y la flexibilidad laboral.