compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- El Gobierno del estado se propone disminuir el número de embarazos en adolescentes con un plan de acción de 2016 a 2018; actualmente Morelos ocupa el número 13 a nivel nacional, con cifras por encima de la media nacional, lo que significa que el problema es grave y requiere de atención inmediata.

Así lo consideró la directora del Instituto de la Mujer del Estado de Morelos (IMEM), Teresa Domínguez Rivera, al señalar que como primera acción, el instituto a su cargo impartirá cuatro asesorías para la integración del Grupo Estatal de Prevención de Embarazo Adolescente (GEPEA).

Este grupo interdisciplinario será el responsable de elaborar el plan de trabajo con el que se hará frente al problema, estableciendo responsabilidades, capacidades, recursos, competencias y atribuciones diferenciadas e intersectoriales de todos los involucrados.

Las asesorías iniciaron el pasado 19 de agosto con la presentación del marco normativo internacional y nacional, así como las intervenciones efectivas y exitosas para la prevención del embarazo en adolescentes; continuarán el 26 de agosto, 2 y 9 de septiembre, que deberán concluir con la presentación de un plan de trabajo acorde a los indicadores estatales.

Actualmente, los indicadores no son muy alentadores. Al cierre de 2015, la tasa de nacimientos y fecundidad en adolescentes entre 15 y 19 años de edad, fue la más alta registrada en los últimos cinco años, al ubicarse en 7.48  por ciento, con 6 mil 367 nacimientos, contra 5 mil 743 de 2010.

En lo que va de 2016, el número de nacimientos en esta población es de 906, lo que ubica a Morelos en la posición 13 del país, con una tasa de 5.50; el primer lugar en el problema lo tiene Tabasco, con 1,687 nacimientos en lo que va de la anualidad, y una tasa de 7.70.

Las poblaciones con la mayor tasa de fecundidad adolescente son Tetecala, Zacualpan de Amilpas, Ocuituco, Coatlán del Río y Xochitepec; mientras que las zonas prioritarias por índice de riesgo social son Cuernavaca, Jiutepec, Cuautla y Temixco.

El principal problema a atender es el de la planificación familiar y el uso de métodos anticonceptivos, mediante la garantía de que los adolescentes tengan acceso universal a la salud sexual y
reproductiva.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]