Un auto Aveo, color rojo, con placas del Distrito Federal, terminó destrozado del cofre, tras chocar contra las “ballenas” de plástico que dividen ambos carriles e impactarse contra un Tsuru negro, con permiso para circular, cuando transitaba por la autopista México-Acapulco, a la altura del kilómetro 82, a unos metros del entronque hacia la avenida Vicente Guerrero, de Cuernavaca.