compartir en:

La desgarradora imagen de un perro, Doki, acostado al lado de su dueño muerto está dando la vuelta al mundo. La fotografía muestra al perro derrumbado por la tristeza junto al cuerpo sin vida de su amo, un joven de 23 años llamado Leonardo Valdés, que acababa de fallecer atropellado por un coche cerca de su casa en la ciudad de Concepción, Chile.

Los equipos de emergencia que llegaron al lugar del accidente se encontraron el perro acostado en el suelo, con un enorme semblante de tristeza. El animal se negó abandonar el lugar mientras el cuerpo de su dueño yacía en la carretera. Así lo publicaron los servicios de emergencia en su cuenta de Facebook.

Doki permaneció despierto con la familia durante toda la noche en el velatorio de su dueño. El cachorro, que había sido abandonado, había sido adoptado por el fallecido. Entre ellos se había establecido un vínculo muy estrecho, según la familia de la víctima.