El altar de la Virgen de Guadalupe de la Catedral de Notre Dame no resultó dañado tras el incendio de lunes pasado, informó el Padre José de Jesús Aguilar Valdez, subdirector de Radio y Televisión del Arzobispado de México.

Alrededor de las 18:05 horas del lunes pasado, el techo de la Catedral de Notre Dame comenzó a arder, por lo que parte de la estructura, la aguja central, los rosetones y su interior fueron afectados por el incendio.

 

Durante una entrevista de la primera emisión de Imagen Radio, el Padre José de Jesús reveló el estado del altar de la Virgen de Guadalupe tras el incendio de la Catedral  parisina.

Declaró que “afortunadamente se ha salvado, porque el fuego dañó particularmente toda la techumbre y el calor del fuego pues lamentablemente daña los vitrales”.

 

“La gran altura de las catedrales góticas impide que el fuego llegue fácilmente a las partes bajas, que es donde se encuentran las pinturas y esculturas”, añadió.

Sin embargo, el Padre José de Jesús Aguilar no ha publicado ningún comentario a través de sus cuentas oficiales de Twitter y Facebook.

 

El Heraldo de México se comunicó a la Catedral de México y la embajada de México en Francia para mayor información, pero no hubo respuesta; también se contactó a la Arquidiócesis Primada de México, quienes no brindaron información al respecto.

Entre las obras y objetos que sobrevivieron al incendio de la Catedral de Notre Dame en Paris, están los 12 apóstoles evangelistas ubicados en la aguja central, sin embargo, al momento del incendió no se encontraban colocados por trabajos de restauración.

El órgano mayor ubicado a la entrada del edificio; las torres y el campanario lograron salvarse, así como la túnica de lino del rey San Luis, la corona de espinas y las reliquias de la pasión de Cristo, además de los cuadros “Mays” que rinden homenaje a la Virgen Maria.