compartir en:

México.-El idioma inglés no puede ser privilegio de unos cuantos, ni causa de inequidad y exclusión en el sistema educativo nacional, sino una herramienta útil para enfrentar la realidad que hoy vive el país, aseguró Mauricio López Velázquez, titular del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA).

Ante ello, el funcionario federal destacó que el programa de entrega de certificados de competencia en el uso de la lengua inglesa en un contexto laboral para mexicanos repatriados, permitirá que los connacionales retornados tengan una incorporación y reinserción a su país de mejor manera.

Durante la entrega de certificados a 36 mexicanos repatriados, López Velázquez puntualizó que el programa piloto que hace unos meses hubiera sido un sueño, hoy es parte de una estrategia que podría replicarse en todo el país.

Refirió que muchos de los mexicanos que retornan de la unión americana trabajan en “call centers”, con un salario inicial de cinco mil 500 pesos mensuales, mientras que con la certificación de inglés pueden aspirar a nueve mil 500 pesos.

"No es solamente validar un saber adquirido en la vida y en el estudio de 36 migrantes, sino de garantizar que puedan tener un acceso productivo al mercado laboral con mejores condiciones de vida", indicó.

Los certificados entregados, añadió, les permitirá a los repatriados, trabajar en el sector educativo, para ser docente del idioma en educación básica, o asesor en línea de cursos de capacitación en inglés.

Además de que también certifica que dominan el idioma inglés para el sector de servicios turísticos, en la industria de alimentos y bebidas y la prestación de servicios.

López Velázquez comentó que algunos de los repatriados que este viernes recibieron su certificado, aplicarán para los exámenes de dominio y pedagógicos, que se llevarán a cabo en agosto, y de aprobarlos podrán incorporarse a las mil plazas de enseñanza del inglés que ofrece la Secretaria de Educación Pública (SEP).

"Este piloto se enfrenta a una realidad distinta de una circunstancia a la que México se tiene que adaptar, y no la norma ser una camisa de fuerza para no responder a la realidad que estamos teniendo enfrente", expresó.

El director general del INEA subrayó que de la gente que está siendo certificada, 60 por ciento tiene preparatoria o licenciatura, y 40 por ciento tiene secundaria trunca o un nivel educativo menor.

En ese sentido, explicó que de los 217 mil repatriados que durante 2016 llegaron a México, de los cuales, dos mil 500 eran "dreamers", 109 mil retornaron con secundaria trunca o incluso sin hablar bien español.

Ante dicha situación, explicó que el programa permitirá construir, si bien la enseñanza del inglés, también la del español para aquellos que no lo dominan, ya que existen connacionales que dominan una lengua indígena y el inglés, pero no el español.

Y otros más que si bien conocen el español porque lo escucharon en casa, no lo hablan bien, no lo escriben, ni lo leen con precisión.

Para ellos, dijo, la próxima semana arrancará el primer programa piloto de enseñanza del español como lengua materna en los estados de Guanajuato e Hidalgo, con los primeros grupos de migrantes.

Por otra parte, dijo que a partir del próximo año, el INEA tendrá como uno de sus módulos diversificados la enseñanza del inglés, por lo que en breve iniciarán con la elaboración el material que se ha recibido de asociaciones estadounidenses de enseñanza del inglés básico para la vida.