Cuernavaca, Morelos.- De forma precipitada y resguardados por escoltas y personas que los apoyan, el ex rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Jesús Alejandro Vera Jiménez y su esposa María Elena Ávila Guerrero abandonaron la sala de juicio orales, la madrugada de ayer, aunque el próximo miércoles deberán regresar para la audiencia de vinculación a proceso por presunto enriquecimiento ilícito.

A las 01:00 horas de ayer Vera Jiménez y Ávila Guerrero subieron rápidamente a la camioneta que ya los esperaba y en sentido contrario abandonaron la calle Morrow, con dirección hacia la avenida Morelos, la cual fue bloqueada varios minutos por los seguidores para dar tiempo a que las unidades donde viajaban se alejaran ante el temor de una nueva orden de aprehensión.

Durante la audiencia de formulación de imputación que inició alrededor de las 20:00 horas del viernes, la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción explicó que se está investigando al matrimonio Vera-Ávila ya que del 2011 al 2017 se han aprovechado de sus cargos en la UAEM para enriquecerse ilícitamente.

Según la Fiscalía el monto que han obtenido es de 24 millones 995 mil 226 pesos en agravio de la sociedad, puesto que este incremento tanto de propiedades, como de vehículos se ha generado de orígenes desconocidos.

En su oportunidad, la defensa de los imputados hizo alusión a una Tesis Jurisprudencial establecida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) donde ordena que la Fiscalía exprese los antecedentes de investigación, para una debida defensa, por lo que tras escuchar cada uno de los argumentos, tanto Vera Jiménez como su esposa, optaron por ampliar el plazo para resolver su situación jurídica.

De esta manera será la tarde del miércoles cuando se lleve a cabo la audiencia de vinculación a proceso en contra del ex rector y su esposa, quienes cuenta con una suspensión de medidas cautelares.

Por: Omar Romero
[email protected]