compartir en:

Miami.- El ojo del huracán Irma volvió a tocar tierra este domingo en Florida, ahora en Marco Island, en el suroeste del estado, aún como un peligroso ciclón categoría 3 en la escala Saffir-Simpson, con vientos sostenidos de 193 kilómetros por hora, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

En su más reciente boletín, el CNH recordó que el ojo del meteoro en categoría 4 -de un máximo de cinco niveles- pasó sobre Cayo Cudjoe a las 09:10 horas locales (13:10 GMT) con vientos de 209 kilómetros por hora, y a las 15:35 horas estaba golpeando a Marco Island, que se encuentra a 290 kilómetros al sur de Tampa.

Se espera que Irma, a pesar de que se debilitó a categoría 3, siga siendo un poderoso huracán mientras se mueve cerca o a lo largo de la costa oeste de Florida.

Las autoridades locales de Tampa y la ciudad de San Petersburgo, dos urbes que no han recibido el impacto de un huracán mayor desde 1921, decretaron toques de queda a partir de las 18:00 horas locales (22:00 GMT).

El gobernador de Florida, Rick Scott, advirtió en una rueda de prensa ofrecida al mediodía de este domingo que "hay una seria amenaza de inundaciones significativas de oleadas de tormenta a lo largo de toda la costa oeste de Florida".

Notimex constató que en Miami dejaron de funcionar en su mayoría los servicios de electricidad y telefonía, dificultando la comunicación.

Miles de habitantes de Florida están resguardados en los refugios acondicionados, mientras en las calles los fuertes vientos provocaban el sacudimiento de ventanas y arrancaban árboles desde sus raíces.

Más de dos millones de clientes en el estado carecen de electricidad desde horas de la madrugada de este domingo, y se espera que el número siga aumentando mientras el meteoro golpea esta entidad estadunidense, de acuerdo con empresas de servicios públicos como Florida Power & Light.